Robyn Buyers, Toronto Canadá

Robyn Buyers en el Monumento a los Lanceros
Pantano de Vargas
Paipa, Boyacá, Colombia

Al finalizar el día de hoy, me siento colmada de gratitud por El Costurero, un club de mujeres ciclistas que se asegura de que cada mujer y niñ@ se sienta bienvenid@ y que nadie sea dejado atrás. Yo no soy ciclomontañista, pero con este grupo, fui capaz de practicar habilidades y ganar confianza en una bicicleta que no era mía. Pasando por gravilla afilada, ascensos y descensos, siguiendo la guía de Sandra,  una de las pedalistas más experimentadas de El Costurero, fui capaz de relajarme en el terreno y disfrutar el momento. En el recorrido paramos con frecuencia para tomar fotos y divertirnos, incluyendo una parada para mirar la competencia nacional femenina de BMX en la pista local. También nos aseguramos de que nuestro pedalista más joven, Nico, de 10 años de edad, estuviera acompañado no solo por Lina, su mamá, sino por todo el grupo. Todas las mujeres son bienvenidas, en todos los niveles y todas las experiencias de vida: Sandra trabaja como bici-mensajera, María Isabel trabaja en la alcaldía municipal, y Diana es socióloga, por ejemplo.Como todo ciclista, nos premiamos, no solamente con una rodada por las veredas, sino también con comida y bebida: Las arepas boyacenses con Pony Malta se hicieron más sabrosas con la compañía de estas mujeres fuertes. Gracias profundas a Silvia Restrepo y Adriana Cabrera por su trabajo construyendo esta comunidad de pedalistas y por invitarme a compartir con ellas.