Quienes somos

WhatsApp Image 2018-10-28 at 2.20.00 PM

 

Todo comenzó cuando yo trabajaba para una organización internacional de paz, viajaba cuatro meses al año y ganaba bastante dinero a cambio de tener poco tiempo con mi esposa, y no tener una conexión real con mi comunidad local. Acabábamos de mudarnos a Paipa, Boyacá, Colombia, un pequeño pueblo en las montañas de los Andes, a dos horas al Norte de Bogotá, donde por doquier se puede ver a personas de todas las edades montando en bicicleta. En esos días, cada vez que volvía del importante trabajo de cabildeo por la paz, anhelaba andar en bicicleta con esos grupos que veía pasar de regreso de sus paseos diarios sudados y llenos de barro, alegres y llenos de vida.

Tres años más tarde finalmente dejé mi trabajo y me uní a un grupo de ciclismo. Aprendí a escalar montañas como nunca imaginé, perdí 15 kilos sin la necesidad de una dieta y me integré con gente de mi comunidad en muy poco tiempo. Mi esposa también comenzó a andar en bicicleta, aunque no estaba interesada en el ciclismo intenso. Juntas notamos que a pesar de la gran cantidad de personas que practicaban el deporte en Paipa, había muy pocas mujeres en el camino.

Ser un deporte dominado por hombres dificultaba que las mujeres pudieran prosperar sin las presiones de tener que pedalear bajo el mismo estándar de sus compañeros. Nos imaginamos que muchas más mujeres montarían en bicicleta si tuvieran el espacio correcto. Entonces creamos un grupo de ciclismo solo para mujeres donde las participantes podían ir a su propio ritmo, disfrutar del entorno, tomar fotografías y formar lazos de amistad. Lo llamamos El Costurero, tradicionalmente una reunión de mujeres donde las participantes comparten sus alegrías y penas mientras cosen.

No pasó mucho tiempo antes de que El Costurero se convirtiera en primordial para las mujeres que lo integraban. A medida que nos unimos, ellas también comenzaron a ponerse en forma y a disfrutar de una mejor calidad de salud mental, espiritual y física. Entonces, mi esposa y yo comenzamos a soñar con proyecto más amplio, donde la bicicleta se convirtiera en un vehículo de empoderamiento, y donde las mujeres que quieren montar en bicicleta pudieran obtener la atención apropiada y el apoyo que merecen.

Es así como después de muchas vicisitudes y aprendizajes, nos encontramos en el proceso de fortaleciminto del proyecto ElCosturero.org, que busca empoderar a las mujeres, disminuir los índices de violencia intrafamiliar y la discriminación de género a través de la bicicleta.

Si tú compartes la experiencia de andar en bicicleta como una herramienta para la salud y la construcción del tejido social, si crees que empoderar a las mujeres fortalece sociedades y construye paz, si quieres vivir la experiencia de montar en bicicleta como una oportunidad para tener tiempo para ti, participa de este proyecto montando con nosotras, suscribiendote a nuestro boletín mensual, escuchando nuestro programa de radio y participando de nuestras actividades.

Siguenos en:

Facebook: @elcosturero.org

Instagram: ElCosturero_org

Twitter:@bicicosturera

Youtube: ElCosturerorg