Chivi…

El pasado 7 de noviembre a las 5:00am Chivi y yo nos alistábamos para encontrarnos con el resto de las ciclistas de El Costurero para emprender una travesía por la montaña con destino a Tibasosa, población boyacese donde ese día terminaba la primera etapa de la Vuelta a Colombia Femenina.

Era una ocasión de gran importancia para nosotras, no solamente por el placer de rodar por primera vez con nuestro grupo completo desde la llegada de la pandemia, sino porque teníamos dos citas importantes a la llegada de la etapa: Con Carolina Dueñas Gómez y el equipo femenino Evolución Fem Area Andina Bogotá, con quienes a través de nuestra campaña #CiclistasQueDebesConocer habíamos llegado a crear una relación estrecha; y con Lucero Ariza Moreno, mecánica de bicicletas profesional quien hace meses entrevistamos en nuestro programa radial Punto, Cadeneta y Pedal, y con la que desde ese entonces se estableció una relación de camaradería y compartir de saberes con nuestra mecánica de cabecera.

Esa mañana nos levantamos con todo el vigor del mundo para salir al encuentro de nuestras guerreras del pedal, cuando Chivi colapsó por lo que parecía ser un derrame cerebral que nos hizo cambiar de rumbo hasta la sala de Urgencias del Hospital de Duitama. En cuestión de horas los médicos confirmaron el diagnóstico y trasladaron a Chivi en ambulancia a Tunja, donde permaneció en Unidad de Cuidados Intensivos hasta el viernes 13 de noviembre, fecha en que falleció.

El desarrollo repentino y precipitado de los acontecimientos nos ha dejado sin aliento y con un vacío insondable que aún no logramos vislumbrar. La luz que irradiaba Chivi estaba tan presente en nuestras vidas que no imaginábamos que nos fuera a faltar nunca…

Ese día mi vida y la vida de El Costurero cambió de maneras que aún no han cobrado forma. Los caminos que habremos de pedalear de aquí en adelante aún no se materializan. Son, así no lo queramos, simplemente un deseo. Por ahora el dolor tiene cara de asombro. La incertidumbre nos convoca a un compás de espera. Anhelamos llegar a un estado de equilibrio que aún no encuentra punto de sustentación.

Adriana Cabrera Velásquez

NOTA: Para manifestaciones de afecto y solidaridad con Adriana y El Costurero favor comunicarse a través de la página conmemorativa de Chivi en Facebook. Agradecemos por el momento no comunicarse con Adriana ni por WhatsApp ni telefónicamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s